Últimos posts

Subscribirme al RSS

¡Qué vida social!

13 de Junio de 2008

Hola amigos blogueros:

Hoy vuelvo a la carga...!

En tan pocos días que llevamos aquí Misha ya ha ido a dos cumples, las fiestas del cole de Lois, el festival de Títeres de Redondela... Y este próximo fin de semana serán las fiestas en el pueblo de los abuelos, y después el cumple de Lois, y antes el de Marta... ¡Vaya vida social!  Y los papis, que estamos agotados por el trajín diario, de aquí para allá para que los nenes se entretengan. Pero, ¿de qué nos quejamos? ¿Acaso no es esa la salsa de la vida?

Os voy a poner una carta preciosa que encontré en otro blog, una carta que una mamá le escribe a su hija... Os encantará!

Hoy; por la mañana, voy a sonreír cuando vea tu rostro y voy a hacerte reír cuando tenga ganas de llorar
Solo por hoy, en la mañana, voy a dejarte escoger la ropa que te vas a poner y voy a sonreír al decirte que te queda perfecta.
Solo por hoy pediré un día de descanso, o vacaciones, para llevarte al parque a jugar.
Solo por hoy, al mediodía, voy a dejar los platos en la cocina y voy a dejarte que me enseñes a armar ese rompecabezas juntas.
Solo por hoy, por la tarde, voy a desconectar el teléfono y a apagar el ordenador para sentarme junto a ti en el jardín para hacer burbujas de jabón.
Solo por esta tarde, no voy a regañarte, ni siquiera a murmurar, cuando tú grites y llores cuando pase el heladero, y voy a salir contigo a comprarte uno.
Solo por esta tarde, no voy a preocuparme sobre que va a ser de ti cuando crezcas y voy a pensar otra vez en todas las decisiones que haya hecho acerca de ti.
Solo por esta tarde, te dejare que me ayudes a hornear unas galletas y no voy a estar detrás de ti tratando de arreglarlas.
Solo por esta tarde, te estrecharé en mis brazos y te contaré una historia acerca de cuando tú llegaste a mi vida y sobre lo mucho que te quiero.
Solo por esta noche, te dejaré salpicar en la bañera y no me voy a enfadar.
Solo por esta noche, te dejaré despierto
Solo por esta noche; voy a dejarte que no te acuestes hasta tarde, mientras nos sentamos en el porche a contar las estrellas.
Solo por esta noche, estaré junto a ti por horas y no veré mis programas favoritos de la tele.
Solo por esta noche, cuando pase mis dedos entre tu cabello mientras rezas, simplemente daré gracias a Dios por el mayor regalo que he recibido.
Voy a pensar en las madres y en los padres que están ahora buscando a sus hijos extraviados; las madres y padres que visitan a sus hijos en sus tumbas en lugar de sus camas, y en las madres y padres que están en los hospitales mirando sufrir a sus hijos, gritando por dentro por no poder hacer nada más.
Y cuando te dé un beso de buenas noches te voy a estrechar un poco más fuerte, un poco más de tiempo.
Así agradeceré a Dios el hermoso regalo que es un niño y no le pediré nada, excepto, un día más.
Te quiero tanto vida mía…………………………….

Creo que todos los papas deberíamos poner esto en práctica muchas más veces. A fin de cuentas la vida son dos días y uno lo pasamos trabajando, bueno es que el otro se lo de diquemos a nuestros hijos.

Permalink        






los comentarios han sido deshabilitados.